CARTUJO CON LICENCIA PROPIA

martes, 30 de abril de 2019

APRENDER, SIEMPRE APRENDER


“Todo en esta vida entraña un determinado aprendizaje”.

Amigos y amigas, todo en esta vida entraña un determinado aprendizaje. Recordaré también a una amiga que dice que hay personas que son conocedoras de datos, pero que en sí mismas no son cultas. Cierto, pues la cultura implica la armonización del conocimiento con la sabiduría y ojalá con la educación y la vergüenza.

Seré breve y claro en mi apreciación. A dos días de las elecciones generales el resultado es el que es, triunfo socialista y debacle para otros partidos, así como resurgir de nuevos…etc. Por mi parte soy perfectamente consciente de que desde muchos planos, para que yo esté contento hay personas que necesariamente se sentirán infelices y eso es algo de lo que no me regocijo. O sea, entiendo que haya personas que confiaban en el triunfo de su partido político y luego han sufrido una notable decepción.

Es así de simple, pero es así. Por ello, por mucho que yo me alegre del triunfo de Pedro Sánchez lo hago desde la más absoluta humildad. Entendiendo que la alternancia política nos lleva desde un plano elevado hacia otro determinado en menos de lo que canta un gallo.

Eso sí, me ha dado autentico vértigo el nivel de despropósitos que se han vertido en la campaña electoral queriendo arañar votos donde creo que no había nada que arañar. “Hostilidad feroz de los adversarios políticos” lo ha llamado Iñaki Gabilondo con su notable elocuencia y lo ha dicho bien. 


Concretamente he escuchado en muchos sitios la notable ligereza verbal de Pablo Casado (líder del PP), la cual evidentemente le ha costado una gran derrota y le debería de costar algo más a lo que en España no estamos acostumbrados –al contrario que en centro-Europa- a dimitir.

Por eso decía al comienzo que de todo en la vida se aprende, pues la vida es un continuo aprendizaje. Del ejemplo de los políticos como personajes relevantes y públicos, creo que debemos de aprender todos. Mirar su ejemplo –si es que lo dan- escuchar sus propuestas y no solo mirar nuestro ombligo, sino el de los demás siendo conscientes de los auténticos dramas que se viven en la sociedad, que hay que solucionar y problemas que no se resolverán al grito de ¡viva España!

España será grande cuando cesen las desigualdades, cuando los trabajadores vean su trabajo dignamente remunerado, cuando las transacciones bancarias paguen sus tributos, cuando se respete a cada persona, cuando cada persona dependiente sea atendida, cuando dejen de matar mujeres los machistas, cuando la ecología sea un autentico asunto de estado… etc.

Así es como lo pienso desde el más profundo respeto hacia las personas de otro signo político que respetan y consideran que la sociedad es plural y no solo de unos pocos. Felicitémonos por la jornada de madurez democrática que vivimos el domingo. Apostemos por una campaña electoral a los municipios libre de crispación y donde predominen las propuestas claras y concisas, sin marear a la gente y sin prometerle aquello que no se puede cumplir.
Un saludo cordial. Fraternalmente, Floren.

martes, 23 de abril de 2019

LA VERDAD DE LA PASCUA


Pasó la semana santa, la pasión de la vivencia cofrade, vacaciones para otros y nos adentramos en la intensidad del tiempo pascual. Un periodo litúrgico que siendo el más importante en la vida del cristiano, es el más ignorado y olvidado. Nos olvidamos de hacer una continua fiesta por la resurrección. No solemos contextualizar la Pascua debidamente, pues por muchas vigilias que hagamos o muchas lecturas que leamos o por mucho bombo y platillo que le demos. Y no caemos en la cuenta de que una Pascua sin buenas intenciones e intenciones verificadas, NO SIRVE ABSOLUTAMENTE PARA NADA. 

¿Cómo es nuestro caminar? ¿Demasiado afanados en lo exterior, en el nudo de nuestra corbata, en mantener a toda costa el estatus o la cuota de poder que despliego sobre los demás? ¿El tragar lo insoportable por estar al lado de tal o cual persona? Recuerdo una reflexión repasando la trayectoria de los de Emaús, huyendo de Jerusalén por salvar el pellejo. ¿De qué huimos cada uno de nosotros? ¿Quizás de la insoportable realidad humana que nos muestra nuestro espejo a las ocho de la mañana cuando nos miramos en él?
Además de las contrariedades de la vida, muchas personas arrastran una pesada cruz que soportan incluso en pascua, toda su vida. Y en cierto modo parece que les gusta pues se cierran a la resurrección. Sus complejos, limitaciones propias y el estatus social al que voluntariamente se han sometido, le impiden avanzar y expandirse como personas. Acusan una notable falta de libertad.
Y Dios, si de verdad es Padre –yo así lo creo-, nos quiere fundamentalmente libres (Juan 8, 32).
No libres a medias, sino completamente libres. Pagando el precio que cada cual tenga que pagar, dejando atrás todo lo preciso, todo; sin dejar de ser lo que somos.
Jesús perdió lo último que se debe de perder, la vida humana. Por ello, creo que todo lo que nos aparte de la HIPOCRESIA DE LA VIDA lo hallaremos en ganancia y realización personal.
Puede estar la clave en confiar y en mantener la esperanza en Dios y en nosotros –que es lo mismo- pues en nosotros reside Dios. Una esperanza que ojalá comience por querer ser esperanza para otros. Por mitigar estragos en los demás, en no pretender ser piedra angular, ni el niño en el bautizo, ni el muerto en el entierro.
Personas. Así de sencillo. Personas que pasan por el mundo haciendo el bien indiferentemente de las prácticas religiosas a las que nos prestemos. Eso a Dios le da igual (Mateo 7, 21) a ver si nos enteramos de una vez. Lo que a Dios no le da igual es que te presentes en la oración siendo un calavera con la gente y justificando tus tropelías admitiendo el absurdo de que “eres de barro”.
Creo y sé de lo que hablo, que debiéramos todos someternos voluntariamente a un retiro espiritual auto-dirigido. Tú solo en un entorno de desierto cristianamente hablando. Sin micrófonos ni estrados. Una tenue música, la Palabra de Dios y una flor como ofrenda. Y un espejo en el que mirarse para encontrarse con la inmediatez de nuestra realidad, nosotros mismos y nuestro reflejo.
En todo esto y siguiendo a Mahatma Gandhi en el texto que nos ofrece el siempre franciscano José Arregui, “La Verdad”.

La Verdad como camino hacia la Pascua.
La Verdad como destino de la Pascua.
La Verdad como vertebración de nuestra Pascua.
La Verdad como ejemplo para la Pascua del otro.
La Verdad como aval ante la sociedad.
La Verdad ante Jesucristo.
La Verdad responsable asistida por el Espíritu.
La Verdad que da paz a las almas.
La Verdad que tranquiliza las conciencias.
La Verdad del duro trabajo.
La Verdad del amor sincero y sin reservas.
La Verdad de ti mismo.
¡¡ Tu Verdad, que es la Verdad de Dios ¡!

viernes, 12 de abril de 2019

GRACIAS SEÑOR


“Hoy vengo a decirte gracias, gracias por todo Señor. Gracias Señor por la vida, gracias Señor por el sol, gracias Señor por mis padres, gracias por todo Señor”. La imagen de nuestro Padre Jesús, la Virgen de los Dolores y otras imágenes son lo que se llaman mediaciones de Dios. O sea, a través de ellas evocamos unos sentimientos, sensaciones pensamientos o desarrollamos determinadas acciones…etc. El hecho es que Jesús es Jesús. Señor de Estepa y algo que llevamos inculcado en nuestro ser desde el plano creyente, cultural…etc. Incluso un cristiano pragmático como yo no deja de estremecerse ante su imagen. Una de las cosas que conseguí hace tiempo es lograr centrarme en su cara y ver la de un hombre absolutamente destrozado, que por amor a la causa de la humanidad, por ternura hacia la mujer y el hombre de cada tiempo; se dejó la piel, NO en el intento, sino que puso el fermento de lo que sería un movimiento que -con sus luces y sombras a día de hoy- transformó el mundo, el REINO DE DIOS.
Hoy he ido a verle a Él, a Jesús y a su madre para darle gracias. A través de los acontecimientos que cada cual vive, la vida nos educa. Nos envuelve en sabiduría, nos hace responsables y nos lleva a priorizar lo que verdaderamente merece la pena. Siempre hay cosas, cada cual arrastra su cruz más o menos grande, pero no se me ocurrirá ir en busca del Señor para molestarle con “peleítas” de 3 al 4. Noo, eso ya se superó.

Rememoré en su presencia la canción con la que comienzo este pequeño artículo, “hoy vengo a decirte gracias”, enseñada a los peques de hace treinta años por nuestras muy queridas y recordadas monjas de la guardería, Rosa, Eloísa, Pastora, Concha, Victoria…etc. Nunca he olvidado la canción y hoy la canto a voz en grito. No es que me esté haciendo el machote –que lo soy, cuidado…jejeje-. Es que es una realidad. Me siento hombre libre, querido, muy muy respetado por las personas y apoyado desde muchas perspectivas y con UNA FE INQUEBRANTABLE.
Mi amor hacia Jesús Nazareno de Estepa es eterno, aunque nos veamos poco, aun a pesar de lo que pueda pasar. Y el rostro de su madre es el de mi propia madre, Epifanía cuya virgen es el amor de sus amores. Acabo. Recordaré aquí a mi querido Manuel Santos Ortega, que también amaba a la Virgen de los Dolores de Jesús y que le dedicó estos versos que expresan divinamente mis sentimientos.

“Que pura flor tu dolor,
madre mía de los Dolores.

Si mis penas son tus penas,
tus dolores mis dolores;
para ti son mis amores
mi virgen de gracias es plena.

De mi madre yo aprendí
el amor que te profeso.
Hoy mi homenaje es un beso,
para ella y para ti.

¡Ya te cantaré sin fin,
con tu cara me embeleso,
cara de nardo y rubí!

Y si alcanzo tus favores
que sepa sufrir contigo,
madre mía de los Dolores”.

Como dice mi papá: “bendito sea Dios que nos da pena, alegrías y nos da de todo”. Buena semana santa a todos/as, nos vemos en Pascua de Resurrección. Ahh y cuidado con las torrijas, que decís que no pero poco a poco os las coméis… jejejejeje.


HOMOSEXUALIDAD E IGLESIAS


Hace unos días vi la película recién estrenada IDENTIDAD BORRADA [1] protagonizada magníficamente por  Lucas Hedges, Nicole Kidman y Russell Crowe entre otros actores. La película basa en hechos reales se basa en la experiencia del hijo de un pastor al cual ante su homosexualidad manifiesta le envía su padre a una terapia para dejar de ser gay. Lo envían en nombre de Dios y Cristo, a una terapia del horror. Ahí lo dejo por si alguien quiere verla. 
Es una absoluta coincidencia que precisamente en España en estos días más de medio país se escandaliza con la certeza de que también en la Iglesia Católica española existen estas terapias del horror para dejar de ser gay, aunque se suavice admitiendo que solo es desde el plano espiritual. Una burla vistas las grabaciones clandestinas de periodistas, gracias a los cuales estas cosas no se hubieran sabido. ¡Y DEBEN SABERSE!
La gente está muy cabreada, sí lo está y no le falta razón. Pues como digo triste y nuevamente en toda España de nuevo se habla de homosexualidad e Iglesia. De cursos que hacen en la diócesis de Alcalá de Henares y otros lugares del mundo, para que los que son gays dejen de serlo. Del apoyo de la conferencia episcopal española a estos cursos del horror [2]. Esto además de ser una estupidez es una incongruencia, pues cada persona es creada por Dios a “su imagen y semejanza”. 

Lo cual quiere decir que Dios tiene –en sí mismo- bastante de usted y de mí seamos homosexuales o heterosexuales. Dios tiene mucho de cada una de las personas que pueblan el mundo. Así lo creo yo.
De lo que digan los obispos a mí particularmente me da absolutamente igual, pues desde hace tiempo tengo muy claro que son hombres que viven en un estrato de la sociedad completamente distinto al de la mayoría de las personas. No digo que sean ni buenos ni malos, habrá de todo; y siendo así tienen mi respeto –solo y exclusivamente- como personas. Pero ellos están en su sitio y usted y yo como creyentes, frente a ellos somos el último botón de la cremallera de macaco. Sí, que nadie se engañe.
Eso sí, volveré a decir que ME ENTRISTECE MUCHO el nivel en el queda el Evangelio de Cristo cuando se escuchan las barbaridades que se escuchan por boca de algunos obispos, tales como comparar la unión de dos hombres con la de los perros[3] (Monseñor Catalá obispo de Málaga). Yo se que Jesús de Nazaret vive en usted y en mí y que no necesita más que personas en el mundo con determinación de abrazar, decir la verdad y ser fraternos sin preguntarle a nadie de donde viene o a donde va. 

Esa dualidad con la que se maneja el evangelio en la Iglesia ya la hemos superado muchas personas. Pero es cierto que otras muchas personas sienten un auténtico hastío pues su referente son los sacerdotes, los obispos, el propio Papa –que a los gays nos llama raritos- el cual no acaba de acercarnos esa primavera que se prometía y que ni eclosiona ni lo hará en función de las presiones que ese pobre hombre recibe de los propios muros del Vaticano.
Es una barbaridad que cualquier persona en nombre de Dios pretenda someter a una persona a una terapia del horror para dejar de ser, lo que por naturaleza es. ¡Basta de utilizar el nombre de Dios para horrendas justificaciones!
Es un escándalo que los que hablan de “antinatura” sentando cátedra, se afanen en hacer cursos para transformar la NATURALEZA PROPIA que a una persona le es conferida por Dios Padre y que la Iglesia considera que es una perversión de la vida. Todo esto viene de una obsesión denodada por el sexo, la genitalidad, por una tergiversación absoluta del concepto de virginidad y de tantas y tantas cosas como a lo largo de la historia le hemos achacado a Dios, importándole a Dios un rábano lo que hagamos de cintura para abajo. No así con lo que hagamos con el corazón, ya que en Jesús Dios nos enseña que el único camino en la vida es el amor.

“Sobreviví a un centro de conversión gay: esas terapias te llevan al suicidio”. Palabras de una entrevista el “EL PAIS” [4] a Garrard Conley, hijo de un pastor baptista que ingresó en un centro de conversión en 2004. Su experiencia, narrada en su autobiografía 'Boy Erased' (Dos Bigotes) es la película que vi ayer recién estrenada en los cines.
Acabo. Siento dolor por tanta noticia perversa que se escucha por boca de “hombres de Dios”. Siendo dolor porque causan mucha angustia sobre muchas personas que lo pasan mal y no acaban de ver una Iglesia entregada a LA PERSONA su vida y dignidad. Siento lástima por tantas personas que en la Iglesia se dejan lo mejor de sus vidas, que son reflejo de Cristo, a quienes quiero y personas a las cuales estos titulares episcopales les dañan y mucho. Siento pena por la juventud que EN ABSOLUTO ve incentivo alguno para acercarse a escuchar en la Iglesia el mensaje de Cristo si no es a través de la pastoral de la obligatoriedad. Siento pena por los que poco a poco nos vamos quedando en el camino.  Personas a las cuales el sentido de comunidad cristiana se nos va diluyendo como la arena de la playa se nos escurre por entre los dedos de la mano. No así el sentido de comunidad humana donde –desde luego- habita Dios, al que QUIERO Y AMO.

No perdamos de vista que al final todo lo alienta el Espíritu y este mismo Espíritu nos muestra el camino, nos va mostrando un sendero por el que a través de los años y las experiencias, vamos percibiendo las cosas con más clarividencia, más sabiduría, templanza y siempre con determinación.
No sé que le parecerá este escrito a más de uno. El de siempre aprovechará para imprimirlo y enviarlo a la autoridad eclesiástica. ¡Pues oye, genial! No somos enemigos aunque -de momento- estemos lejos de la fraternidad. Sigamos caminando, al menos en paz y bien.

miércoles, 3 de abril de 2019

40 AÑOS DE AYUNTAMIENTOS DEMOCRÁTICOS

Creo que todas las personas que confiamos en el estado de derecho y en la democracia, tenemos sobrados motivos para felicitarnos hoy. Sobre todo reconocer el esfuerzo de todos los que siendo de distintas ideologías políticas consensuaron y estructuraron el estado constitucional en el que vivimos. De todos los alcaldes y alcaldesas que cogieron por vez primera la vara de mando, sin dejar de participar de la vida vecinal y administrando la democracia desde el ayuntamiento como casa de todos.

Fue muy importante para muchas personas el saber que su voto valía -y vale- lo mismo que el del rico o el que hacia distinción de clases. Eso le dio dignidad a mucha gente y las hizo grandes y útiles. Gente sencilla, currante y trabajadora.

Merece la pena que esta trayectoria se conozca. Sea conocida por los jóvenes y recordada por los menos jóvenes, para que entendamos que en la democracia como en los derechos y libertades no debe de haber NI UN PASO ATRÁS.

Que no venga luego nadie diciendo: "yo es que no lo sabia, no me lo imaginaba". Si, si, el retroceso está a la vuelta de la esquina y lo conquistado no fué América, sino nuestros DERECHOS Y LIBERTADES; los cuales hoy están en serio riesgo.
Felicidades a todos los que hicieron posible los ayuntamientos democráticos. Felicidades por estos 40 años de democracia local.
Y ánimo a las personas que con toda la determinación del mundo y su afán por el servicio público, trabajan -y trabajaremos- con ilusión para perseverar y continuar con la democracia local.
 #AyuntamientosDemocraticos #40AñosDemocraciaLocal#ContigoCreamosEstepa #HazQuePase #EspañaDemocratica#EstadoConstitucional

domingo, 3 de marzo de 2019

TRAQUETEOS A 8,16€


Hoy he recibido en La Salada una grata visita de un hombre muy apreciado, de un pueblo cercano. Me ha recordado un artículo creo que de hace más de quince años, por la parte más corta. TRAQUETEOS A 8.16€. Me compara con Antonio Burgos, algo absolutamente osado por su parte, pero reconozco que me motiva mucho el que haya personas que aprecian mi capacidad redactora y mordaz –si fuera precisa-. Lo tenía bastante guardado pues fue publicado en el periódico “La Voz de Estepa”. Lo rescato para darle un poco de aire y frescura. Ahh, fue real como la vida misma… jajajaja, lo que nos hemos reído recordando mi periplo en el Bus de Sevilla a Estepa.

Traqueteos a 8.16€ (iva incluido)

“No se podría llevar de viaje un fardo más precioso que una provisión de buen sentido”(Proverbio Islandes) Pero este año no seré viajero en distancias largas, no me dedicaré a visitar mi anhelada Turquía como tenía pensado, porque acabo de casarme. ¡Tranqui, tranqui!. Mi matrimonio conyugal ya llegará si mi destino así lo traza, y si encuentro a la persona adecuada. 
Mi matrimonio actual al que me refiero es con Caja Rural, con la que tengo contratada una hipoteca cuya fidelidad se prolongará a lo largo de los años y algunas canas. Pero hace días fui viajero y usuario de autobús en distancias relativamente cortas. Como vengo haciendo desde hace años, llevo a un amigo a su retiro veraniego por la parte costera de Huelva. 
Nuestra ida es en su turismo y mi regreso a Estepa es en autobús. Lo que quiere decir que, si al destino tardamos unas dos horas y pico en llegar, el regreso -teniendo en cuenta que tengo que hacer tres transbordos de autobuses- se prolonga a lo largo de unas cinco horas y pico. Es un día que gustosamente dedico a hacer este viaje. Desayunado, aseado y siempre ilustrado con la novela que me leo en la actualidad y que me ayuda a evadirme de los tiempos muertos o esperas en las estaciones. 
El primer autobús estuvo bastante bien para ser un trayecto corto de unos veinticinco kilómetros. El segundo trayecto de Huelva a Sevilla, fue masificado pero directo en su transcurso, sin pausas y solamente aderezado con los fastidiosos olores de alguna que otra axila mal atendida, pero cuya circunstancia es comprensible y soportable teniendo en cuenta las altas temperaturas fuera del autobús. 
Porque dentro el aire acondicionado era una autentica realidad. Dará fe de ello una anciana señora del barrio sevillano de Los Remedios, a la que en calidad de antiguo monaguillo dije innumerables veces ¡Jesús!, porque se estaba destemplando y no paraba de estornudar; ¡Jesús! Al llegar a Sevilla nos recibió una flama propia de las fechas y que casi nos hizo retroceder a los viajeros hacia el interior del autobús. 
¡Pero había que seguir para llegar a Estepa! Digamos que lo más penoso de este día comienza cuando después de una rápida fanta de limón y su correspondiente tapa de huevas de bacalao (riquísimas por cierto), me dispongo a subir al autobús destino Estepa y propiedad de la compañía LINESUR. 
8.16 € me costó el billete, aunque hubiera pagado el doble por un poco mas de bienestar. Bueno, yo no soy catastrofista pero si tengo que calificar el trayecto cuya duración es de dos horas y sus diez minutos, no me queda más remedio que admitir que CERO PATATERO. Los suelos del autobús estaban limpios, y el conductor era un buen profesional por ese lado –que no es poco- todo bien. Pero en lo que se refiere a lo confortable, pues déjeme que le diga que la pulcritud y ausencia de ruidos brillaban por su ausencia. 

El techo del transporte estaba como tapizado de algo parecido al turquesa, color que junto al blanco sucio se nos ha puesto de moda en los vestuarios de bodas y otros aspectos tanto textiles como ornamentos del hogar. ¡Porque casi todo el mundo lleva algo turquesa! 
Lo que pasa es que el techo presentaba tal brillo y tales manchas de humedades que bien parecía que se nos estaba calando el vehículo por las lluvias invernales. Para colmo un junquillo de metros de largo estaba medio suelto y cuando aquello circulaba por los baches de la decana A-92, hacia tal ruido que era imposible conciliar un poco de sueño. 
A esto le sumaremos el constante ruido de la aceleración del vehículo. ¡Vamos, cuando el conductor pisa el acelerador! Es imposible pedir una insonorización total, pero escuchar la aceleración de este autobús como si un avión Boeing 747 nos sobrevolara a dos metros de distancia es para …(me voy a callar). 
El aire acondicionado no era “pa” tirar cohetes, estaría sobre 24 grados ya que alguien delante mía machacaba las varillas de un abanico al golpe de dale que dale. El cambio de marchas, una terribleza. Yo llegue a pensar que bajo los asientos en la cubierta inferior, había una persona realizando el cambio de marcha a base de martillazos. 
¿Estaremos dejando un rastro de tornillería a nuestro paso?, dijo alguien tras de mí. Y así comenzó el viaje pensando que eso sería todo. Pero ingenuo de mí, aun nos esperaba las bandas reductoras de El Arahal y la resistencia del autobús a sortearlas de una manera amortiguada. Cuando llegamos a la Puebla y se presentaron los pasos de peatones elevados, déjeme que le diga querida o querido lector que yo por unos momentos cerré los ojos y ante los descomunales saltos rememoré mis infantiles años de octava de los Remedios montado en el “Sapito” con mi amigo Nene y otras hiervas. 
Esto fue este año, y el pasado vendieron más billetes de la cuenta y hubo overbooking en el autobús. Y haciendo gala de amabilidad en el 2006 deje mi asiento a una señora embarazadísima que hizo el favor de bajarse en Aguadulce. Yo hice el trayecto en las escalerillas y le aseguro que en otra ocasión dejo que a la fecundada señora se le rompa la fuente en pié -es broma desde luego-. 
En fin esta es mi experiencia con LINESUR, y tengo la seguridad de que todos los autocares no serán iguales. Pero si cuando usted se monte en uno de esta compañía observa que la matricula es CO-0822-AW, prepárese y quítese las dentaduras si son postizas sino quiere tirárselas encima al conductor. ¡Y menos mal que están financiados por la Junta de Andalucía, que si no nos teníamos que poner un yugo al cuello y tirar los usuarios del destartalado autobús!

miércoles, 27 de febrero de 2019

GRANDE NUESTRA TIERRA ANDALUZA - 28 FEBRERO DÍA DE ANDALUCÍA

Resultado de imagen de bandera andalucia
Le he pedido a mi hermano José unos versos para cantar la grandeza del 28 de Febrero el día de Andalucía, mi tierra.

Una tierra de la que me siento más que orgulloso, porque la considero madre y a cuya dignidad ha contribuido cada trabajador, jornalero del campo, industrial y cualquier persona de bien que sienta el arraigo de esta maravillosa región, adelantada y moderna y donde las personas somos dignas –o debemos serlo- y donde se respeta a cada cual sea quien sea, mientras viva por y para la convivencia pacífica.

Espero que no retrocedamos en derechos ni en libertades, pues las alianzas políticas puede que a todos nos duelan la cabeza y bastante. Muchas cosas creíamos conquistadas, pero está claro que el retroceso puede estar a la vuelta de la esquina y es algo que no me gustaría.

¿Ojalá todos y todas nos comprometamos con el progreso de nuestro pueblo y nuestra aportación a la grandeza de nuestro país, España, del que nos enorgullecemos igualmente!

¡Ojalá nos juntemos todos para presentar una barrera contra aquellos que pretenden dilapidar los derechos conquistados con sudor y lágrimas! Ojalá nuestro compromiso sea siempre con lo público y con la libertad.

¡¡Feliz día de Andalucía!!
¡Viva Andalucía libre, hoy y siempre!
Por los surcos del recuerdo y el legado
hoy honramos con orgullo esta memoria,
andaluces que son parte de la historia
revivida y nunca anclada en el pasado.
Y este pueblo que vivió sacrificado
consiguió dejar la faz de iniquidad,
hombres libres y mujeres de igualdad
con esfuerzo y con trabajo apasionado.
Blas Infante puso aquí su sementera:
¡Andaluces levantaos, caminad,
pedid tierra, pedid paz y libertad!,
verde y blanca siempre Estepa en su bandera.
(Poesía de mi hermano José María Díaz Fernández)

miércoles, 20 de febrero de 2019

SEGURIDAD CIUDADANA Y RESPONSABILIDAD COLECTIVA


"ESTAMOS COMPROMETIDOS CON LA SEGURIDAD para que Estepa sea –y siga siendo- UN PUEBLO PACIFICO"

Ayer tuvo lugar la grabación del programa “HABLANDO DÉ” una tertulia de carácter general en la cadena de televisión WINET TV, para Estepa y su comarca donde intervinimos varias personas, así como la representante de los comerciantes de Estepa y el alcalde de nuestra ciudad. 

El tema a tratar fue la seguridad ciudadana. Siendo una tertulia cordial y muy respetuosa en las formas, además de heterogénea en cuanto a las opiniones. Creo que no falto a la verdad al dejar claro que todas las personas que intervinimos y que representamos a diversos sectores o partidos políticos, ESTAMOS COMPROMETIDOS CON LA SEGURIDAD para que Estepa sea –y siga siendo- UN PUEBLO PACIFICO.
Al respecto del tema, estás fueron las líneas de mi opinión. Los datos existentes indican que nuestro país, nuestra comunidad y nuestra ciudad de Estepa son más seguros de lo que lo eran hace años. Ahí están los datos. Frente a esto es cierto que la sensación de inseguridad existe, y no solo eso, sino que cunde entre los ciudadanos. Es algo que vivo personalmente como comerciante.
Evidentemente las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y administraciones públicas trabajan para erradicar la violencia, los robos –hurtos- y la intimidación; pero es evidente que no podemos tener policías para cada persona.
Junto a esto añado la singular responsabilidad que todos tenemos con la seguridad ciudadana, que debe ser un compromiso comunitario para atender desde varios puntos de vista.
En primer lugar debemos hacer un uso responsable y razonable de los instrumentos que tenemos y que difunden de manera inmediata todo lo que nos propongamos. Facebook, twitter, instagran, wasapps…etc; pueden ser tan beneficiosos como perjudiciales en el caso de la seguridad ciudadana. Responsablemente debemos diferenciar si una publicación es pedagógica en su advertencia o solo puede servir para crear alarma.
Al respecto de esto, en el programa pudimos corroborar la opinión ciudadana de que existe inseguridad pero que esta sensación se ha visto paliada por el incremento de la seguridad y la visibilización de patrullas de policía local y guardia civil en nuestro pueblo.
Por ello, ante situaciones violentas los ciudadanos debemos ayudar a las fuerzas del orden a contener a los violentos denunciando o dando parte a la autoridad competente de los hechos delictivos.
Antes de difundir hay que denunciar. Y cuando se decida difundir tal o cual noticia, debe hacerse con mucha responsabilidad, o al menos tanta como de la que dispongamos; pues bajo la justificación de la seguridad pública se puede criminalizar a ciertos colectivos o personas de tal o cual nacionalidad, en cuyo juicio es fácil que paguen justos por pecadores. 

Puse por ejemplo, la difusión por wasapps de la imagen de la mujer del delincuente que apresaron en Casariche, una mujer que nada tenía que ver en la historia y cuya imagen se ha visto seriamente perjudicada al respecto.
¿Acaso esta sensación colectiva no está derivando en muchos casos a que se esté mal educando a los niños y niñas haciéndoles entender que el extranjero es una amenaza para nuestro trabajo, nuestro sustento y nuestra seguridad?
Como escribió la periodista de ELMUNDO.ES Marta Ley, tengamos cuidado de “Educar la ira para prevenir la violencia”, porque es una circunstancia que se puede volver contra nosotros. Un golpe, un robo, una intimidación, una violación o un asesinato, no es más ni menos si los protagonistas son sudamericanos, magrebíes, de Angola o de Murcia. Ahí debemos ser inflexibles pues ese debe ser el compromiso de todos, la educación en valores con la confianza de que la justicia actúa, siendo igual para todos.
Respecto de la propuesta del cuartel de la guardia civil de Estepa abierto 24 horas, sinceramente creo que ese mismo servicio lo puede dar la policía local pues se acude al puesto para denunciar y eso mismo se puede hacer en la jefatura de policía local. Me gustaría que el cuartel estuviera activo, sí, pero prefiero aun más que haya un incremento de patrullas de guardia civil como el que hay -5 guardias civiles más en la zona- pues esas patrullas son las que acuden de inmediato en busca de los ciudadanos cuando hay un suceso.
A este respecto Carmen y yo coincidimos en la necesaria puesta en valor de la Policía Local de Estepa, así como su reconocimiento en el compromiso de la seguridad local.
También anoté el interés de que por parte de todos, partidos políticos, ayuntamiento, comerciantes, se haga pedagogía respecto de acceder a una información certera por parte de profesionales del ramo, para saber comerciantes y ciudadanos en general cómo actuar en situaciones violentas y a sabernos proteger mejor.
Agradezco a las personas que formaron parte del programa, Isabel, Salvador, Patricia, Carmen, Antonio Jesús y Rosa -moderadora-, su tono y distensión en la tertulia.
En este tema tratado como en tantos otros, es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. ¡Busquemos puentes de confluencia pues!

viernes, 8 de febrero de 2019

AUN A PESAR DE TODO, CREO, SEÑOR.


Si, y cada vez más. He dicho recientemente que de dignidad, compromiso con la sociedad y fe en Dios; pues desde la base de la torre de la Victoria hasta la veleta, que creo van sobre unos sesenta y tres metros de todo ello. En varias ocasiones me he denominado un cristiano católico anotando “aun a pesar de los posibles naufragios”, porque por mucho que yo crea o por muy cristiano que me considere, no soy ni mejor ni peor que nadie.
Eso sí, el pragmatismo de mi vida aplicado a todo lo que soy, fe incluida, me lleva a no irme por las ramas en muchos aspectos de la vida y apostar por lo tangible. Recordaré aquí el proverbio árabe que dice: “ata tu camello y luego confía en Dios”; respecto de las posibilidades que Dios tiene, que son limitadas en el mundo si nosotros no le dejamos hacer a través nuestro.
Por eso digo que creo cada vez más en Dios. Además me fascina la dimensión maternal y paternal de Dios que nos ama y nos busca. Como comprenderéis los que de algo me conocéis, no soy un cristiano viejo pero mi espalda esta curtida en varias batallas. Todas esas experiencias acumuladas -de las cuales ninguna de ellas es despreciable- me llevan a centrar mi vida en la gente sean quienes sean, como objetivo primordial de lo que soy. O sea, desde el plano cristiano o político –socialdemócrata- tengo a la persona humana como el centro de mi vida y de mi ejemplo. Tengo claro que Jesús de Nazaret pasó por el mundo haciendo el bien y curando a los oprimidos por el mal. Esto quiere decir que Jesús si algo hizo de una manera notable, fue el recoger a la gente caída en los márgenes de los caminos.

Al hacerlo les restituía su dignidad, que es lo único que a una persona le queda cuando casi lo ha perdido todo. Y es esa dignidad inviolable la que todos nos debemos de afanar en salvaguardar, crea la persona en lo que crea o pertenezca a la raza, sexo o condición social que sea. Pues Jesús a nadie pregunto de donde venía.
Desde esta perspectiva de cristianismo humano y de calle que para nada excluye a la comunidad de los creyentes, me fascino hoy al tener en mis manos el libro “LA PASCUA DE JESÚS ORADA SEGÚN LOS EVANGELIOS” (*), un material que me he comprado para cuaresma. Es un libro del sacerdote jesuita Pedro Trigo en el que plasma una serie de reflexiones para caminar por la cuaresma hacia la pascua. Sin temor a mirar cara a cara al crucificado, pues desde mi perspectiva de fe y según la reflexión de Pedro Trigo, en ese crucificado me encontraré al “otro” y desde él, puede que vea mi propia falta de ternura y mis muchas posibilidades de resucitar.
Animo desde estas pequeñas letras a trazar una senda efectiva desde nuestra opción cristiana. Preparemos la pascua transitando por una cuaresma con los pies en el suelo, pues como dice esa frase tan tan certera, “TENGAMOS EN CUENTA QUE NUESTRA VIDA ES EL ÚNICO EVANGELIO QUE MUCHA GENTE LEERÁ”. Buenas tardes y paz y bien. Os dejo mi oración para esta cuaresma.
Fraternalmente, Floren.

ORACIÓN DE CUARESMA ANTE JESÚS CRUCIFICADO
Señor Jesús, nuestro amigo y nuestro hermano.
Te veo crucificado y veo mi propia crucifixión,
mis fracasos, mi inconstancia, mi pasotismo evangélico,
mi cristianismo cómodo y hecho a medida.
Te veo crucificado y contemplo
a los crucificados del mundo.
Mujeres y hombres que no pueden evitar
 su fatal destino de injusticia, muerte sin fraternidad,
falta de derechos, explotación y el dolor de la tierra
que agoniza por el dolor de todos los seres vivos.
Miro ahora mis manos, Señor;
y sé que no las quieres crucificadas como las tuyas.
Las quieres abiertas a la vida, a la libertad,
a la acogida el respeto y la ternura.
Manos que sean sanadoras en el mundo
y ofrezcan paz y sosiego en la tribulación.
Ayúdame para que abra mis sentidos a tu Espíritu
para ser en el mundo luz y sal, donde haya que ponerlos.
Junto a ti Señor y nuestra Madre María Rocío de la Gracia,
ayúdame a convertir mis manos y mi vida en RESURRECCIÓN.
Así sea.

Florencio Salvador Díaz Fernández.
(Se autoriza su difusión indicando la procedencia)
(*) https://gcloyola.com/es/pozo-de-siquem/3315-la-pascua-de-jesus-orada-segun-los-evangelios-9788429327960.html


miércoles, 6 de febrero de 2019

PLEGARIA DE UN CRISTIANO LIBRE


Dios y Padre bueno,
que nos amas y nos buscas.

Queremos bendecirte Señor,
con la alegría que brota de nuestros corazones,
al saber que al morir en la cruz,
borraste de nuestro camino
los rígidos cánones de las leyes;
y nos llamaste a vivir en la libertad. ¡Bendito seas!

De los jóvenes cristianos y no tan jóvenes,
quieres que seamos unas personas sin jaula,
un grupo sin más constitución que la del amor,
el respeto y la solidaridad.
Quieres que seamos una especie cuya única norma
sea vivir con intensidad la vida.
En Ti y de Ti, Dios sin fronteras,
amor sin límites, vida oceánica,
aprendemos a caminar sin senda prefijada,
a vivir sin más ley que el amor libremente querido.

Unidos al rumor de los que nos narran su liberación
y esperando llegar al mundo prometido,
te aclamamos como Dios de nuestros corazones,
y solicitamos la asistencia de tu Espíritu
que es nuestro Espíritu,
pues nos alienta y anima a vivir una rebeldía espiritual
basada en la negación de lo preestablecido
y que subyuga las conciencias.

Somos muchas personas, Dios y Padre;
los que estamos hastiados
de ser el objetivo de las reprimendas magisteriales
de los hombres vestidos de negro.
Demasiados siglos lleva nuestra iglesia católica,
haciendo del negro su bandera,
aun cuando en tu resurrección,
nos entregaste un sin fin de colores
fantásticos y llenos de energía,
para que cada cual eligiera el suyo
y así pudiera sentirse
efectivamente miembro de la comunidad cristiana.

Una comunidad con la cual soñamos,
y en la que jamás se vuelva a señalar al pecador con el dedo.
Ni se defienda al potentado,
ni se callen voces en pro de la buena diplomacia,
ni se pese al amor de unos en detrimento del de otros.

Una comunidad en la cual toda familia pueda integrarse,
teniendo el amor por bandera.
Una comunidad eclesial en la cual junto al evangelio,
podamos ser tolerantes y democráticos
en la libre elección de nuestros pastores o representantes.

Una comunidad donde cada mujer
pueda llegar donde puede llegar un hombre;
y aun mas alto.
Una comunidad sin magisterios obsoletos,
ni “monituns” recriminatorios
hacia teólogos de libre pensamiento.

Una comunidad en la que se abrace
al que te adora –Dios de amor-,
con otro nombre u otra forma,
sin hacer acopio de verdades incontestables.
Una comunidad en la cual se tenga más en cuenta
el latido de nuestros corazones,
que la letra de la ley.

Esta es la comunidad que queremos,
Padre bueno y santo.
Y junto a nuestra admiración por Ti,
queremos manifestarte nuestra determinación
por seguir gritando a favor del reconocimiento
de la autentica persona de tu hijo,
Jesús de Nazaret.

Pues entregado hasta la muerte,
dio cumplimiento a la ley y los profetas
y acabó con la esclavitud de los mandamientos.
No antepuso norma alguna, por muy sagrada que fuera,
a los dictados de su fe.
Por lo cual, muchos se escandalizaron de Él,
porque no era esclavo de preceptos,
ni se sujetó a la letra de la ley,
sino que se embarcó en la aventura de ser fiel al Espíritu.

Que este mismo Espíritu
que insufla valor al hombre y a la mujer
desde el comienzo de los tiempos,
nos ayuden a todos a ser
verdaderamente comunidad cristiana,
de los que se reúnen en tu nombre y aman sin reservas.
Así sea.

(Oración realizada utilizándose trazos de algunas plegarias de Jesús Burgaleta)

jueves, 31 de enero de 2019

NO SE CANSE USTED DE REZAR, POR FAVOR - Jornada de la Vida Consagrada


"La oración que sale del corazón tiene que ser forzosamente bondadosa"

Una tarde de la pasada Navidad la dediqué a visitar personas enfermas conocidas. Un pequeño regalo, un cafelito y una buena tertulia es la mejor receta para estas visitas además de ternura y compasión. Y es curioso como muchas personas sin tener mucho, dan demasiado. Me explico. 

Me dijo una mujer que rezaba mucho y me preguntó si rezar tanto sería malo. Me sonreí emocionado y le cogí las manos diciéndole: “por amor de Dios, no se canse usted de rezar”. Doy forma a este artículo porque he visto en redes que el día dos de febrero es el día de la vida consagrada. 
Evidentemente de las personas consagradas que viven en monasterios, conventos o que se dedican de una manera orgánica y espiritual a la vida religiosa. Pero la oración es una dimensión de la persona creyente tan amplia, que puede ser llevada a cabo de una manera más o menos fecunda por cualquier persona. Rectifico. Más o menos fecunda NO. La oración siempre es fecunda. 
Por eso me conmovió las palabras de esta mujer que decía rezar tanto. Una mujer que se sentía adolecida por la gente que ve en televisión en caravanas intentando llegar a EE.UU., o los ahogados en el estrecho o las lágrimas de las madres y padres en los campos de refugiados al no tener oportunidades de dar a sus hijos una vida mejor porque el primer mundo les cierra -les cerramos- nuestras fronteras; aunque luego muchos se consideren los salvaguardas de las tradiciones cristianas que en muchos casos nada tienen que ver con la humanidad de Jesús de Nazaret. 
La oración de esta mujer mayor que tanto reza, como la del niño antes de acostarse y como la de cualquier persona EN CUYO CORAZÓN ANIDE LA COMPASIÓN –ojo-, es de los mejores sentimientos que una persona puede tener. Un rezo mecánico nos puede llevar a la inconsciencia y a la sensibilidad, se lo que hablo pues he caído en ese error. Pero lo que sale del corazón tiene que ser forzosamente bondadoso. 
Ese sentimiento noble nos solidariza, nos acerca. Y os voy a decir algo desde el pragmatismo de mi cristianismo: ¡creo en el poder de la oración! Porque nos sana, nos hace humanos y nos acerca al suelo donde pisamos y que toda persona pisa siendo hijo e hija de Dios y en igualdad de dignidad tenga en esta vida el cargo, responsabilidad o los dineros que tenga o sin tener nada más que su propia vida. Felicidades a los que rezan desde el corazón. No se cansen de rezar.
Fraternalmente, Floren.

ORACIÓN POR LO QUE REZAN
Dios y Padre bueno que nos amas y nos buscas,
desde la sencillez de mi vida aquí está mi oración.

Pongo mi mente en aquellas personas
que por el mundo gritan
justicia, paz y misericordia.
Envía tu Espíritu Santo
sobre todas las personas que rezamos,
para que nuestra oración
nos acerque al necesitado,
auxilie al abatido y nos solidarice
con quien lo pasa mal.
Protege a la comunidad creyente
para que cada cual trace sendas de paz
desde su opción religiosa.
Que nos mueva siempre la compasión
y el anhelo de lograr un mundo mejor
en el que siempre reine tu Hijo Jesús:
amor, ternura y misericordia sin fin.

Por Él te lo pedimos, que junto a ti
y la Virgen María Rocío de la Gracia
vivís y reináis por lo siglos de los siglos. Amén.

miércoles, 26 de diciembre de 2018

EL PAÍS DE LOS CARAMELOS - CUENTO DE NAVIDAD



Como cada día de cole durante el recreo Edu se sentaba en el banco verde bajo el árbol, mientras miraba a los niños y las niñas jugar. Nunca le gustó el fútbol aun a pesar de que su padre incluso llegó a obligarle a ver algún partido en la tele. Hasta que se convenció de que su hijo no era un niño de pelota. Por eso nunca participaba en los juegos de pelota, pues casi siempre observaba que los equipos acababan peleándose y eso no le gustaba nada.
No acababa de pasarlo bien en el recreo del cole porque siempre había algún niño que estaba dispuesto a chincharle. No acaba de entender si aquello tenía algo que ver con lo que le decía su abuela cuando él le contaba sus penurias del cole: “querido Edu –le decía su abuela-, tienes que entender que eres un niño muy especial”. El colegio le gustaba mucho porque siempre había una pregunta a contestar, y a él le encantaba saber cosas. Era aplicado y solía llevar muy buenas notas a casa, circunstancia que en más de una ocasión le llevó a ser tildado de empollón con la debida insidia que eso causaba entre los demás niños del colegio.

Digamos que compañeros lo que se dice compañeros o compañeras, Edu tenía bastantes pocos. Y amigos…, amigos tampoco tenía pues aunque se lo había propuesto nadie quería ser su amigo ni charlar con él. Pero aquel día sin que Edu lo supiera, sería un día especial.
Hacía unas semanas que al colegio llegó un niño nuevo. Era de piel muy morenita, así que los que siempre fastidiaban le pusieron el mote de “el moro”. Pero daba la sensación de que a este niño le daba igual y no entraba al trapo de los que intentaban fastidiarle, pues este niño pasaba lo que se dice siete pueblos de los que se metían con él. Hablaba con muchos niños y en algunos casos Edu se daba cuenta de que les daba algo, no sabía el qué.
Estaba en sus pensamientos cuando oyó pelea en el campo de fútbol y vio a varios niños dándose patadas y golpes y al profe de mates salir corriendo para separar a los energúmenos. No se dio cuenta de que mientras miraba la pelea se le acercó el niño nuevo y metiéndose la mano en el bolsillo del pantalón, sacó un caramelo y se lo ofreció.
-¿Quieres un caramelo?
Edu le dijo que sí y desliándolo y metiéndoselo en la boca le pregunto que como se llamaba.
–Jalib, le dijo el niño. –Me llamo Jalib Sánchez Salmaj.
Edu apreció que hablaba castellano perfectamente y se arriesgó a preguntarle de que país era.
 –Soy tan de España como tú, le dijo Jalib.
Lo que pasa es que mi padre ha sido trasladado por motivos de trabajo y por eso he llegado al colegio con el curso empezado.
–Yo me llamo Edu de Eduardo. ¿En qué trabaja tu padre?
-Es director de la oficina de correos del pueblo, contesto Jalib. -Hubo una baja y por eso lo trasladaron.
-¿No juegas a la pelota? Preguntó Edu.
–No, porque casi siempre acaban a leñazos. En el pueblo del que vengo, el día antes de marcharme del colegio expulsaron a siete niños por darse una tunda tan grande que hasta mancharon de sangre el suelo de la clase, y fue por temas de rivalidades de fútbol. Así que prefiero pasear y como me dice mi madre, observar y saludar a las personas que se dejan saludar. Es algo bonito.
-¿Tu madre es de aquí? Preguntó Edu.
–No, mi madre es de Tánger. Vino a España por motivos de trabajo y tuvo suerte pues lo encontró al poco tiempo, cuidando a una señora mayor. La quería mucho y era generosa. Esto le permitía a mi madre enviar dinero a mis abuelos de Tánger cada mes y como lo hacía desde la oficina de correos, pues ahí conoció a mi padre. Antes de que me preguntes, mi padre se llama Alfonso, Alfonso Sánchez y es de un pueblo de Murcia donde conoció a mi madre. Tengo una hermana que se llama Carlota pero es muy pequeña, tiene catorce meses.
-Oye Jalib, le dijo Edu. ¿Tú vas siempre por el recreo dándoles a los niños caramelos sin más?
-Verás Edu, tiene su explicación. Mi madre me contó que los primeros años aquí fueron muy duros. Cuando llegó estuvo varios días cogiendo fruta en la parte de Almería, de temporera, pero no la trataban bien y tenía que estar todo el día trabajando para ganar la mitad que las mujeres españolas. Entonces decidió probar suerte cuidando personas mayores, pues mi madre tiene estudios de geriatría. Era un trabajo duro, pero por lo menos descansaba sus horas, dormía bien y estaba bien alimentada.
Jalib continuó su relato hasta el punto de notar que le estaba gustando la compañía de Edu.
¿Tienes muchos caramelos en casa? Pregunto Edu.
-Siii, tengo muchos. Solemos coger todos los que quedan por el suelo cuando pasa la cabalgata de reyes, pero cuando se acaban mi madre me los compra nuevos para que los reparta.
Edu lo miró con cara extrañada y le dijo: -pero Jalib, yo que sé, ir por ahí repartiendo caramelos. ¿No te parece algo extraño?
En un gesto amistoso Jalib puso la mano en el hombro de Edu y le preguntó: ¿conoces muchos niños que te ofrezcan un caramelo, Edu?
Edu lo miro entristecido y le dijo que no, que incluso en la escuela él no tenía amigos.
Verás Edu -continuó Jalib-, para las personas que tenemos una piel distinta a la de la mayoría de personas, o a las personas que como mi madre vinieron de otro país; las cosas no son demasiado fáciles. Mi madre dice que el mundo está falto de abrazos de verdad, no solo de abrazos navideños que se pueden olvidar el siete de Enero. 

Por eso mi madre siempre me enseño a ser fraterno, educado y a demostrarlo ofreciendo un caramelo. Hay quienes lo desprecian, pero hay quienes lo reciben como una muestra de amistad. Un día le dije a mi madre que estaba cansado de repartir caramelos, y me dijo que en cualquier momento encontraría un amigo por el que merecería la pena repartirlos. Y te he encontrado a ti, Edu.
Lo miró atentamente y le preguntó: Edu, ¿quieres ser mi amigo?
Edu agachó la cabeza emocionado y Jalib solo pudo ver dos lágrimas que surcaban la cara de su nuevo amigo.
Echándole el brazo por los hombros le dijo: -Oye Edu alegra esa cara, esta tarde te vienes a casa para hacer los deberes y merendamos. Y cuando acabemos nos iremos los dos por el barrio a repartir caramelos. A ver si entre los dos hacemos de este país, EL PAÍS DE LOS CARAMELOS.
Fin.
P.D. Ojalá los abrazos que nos damos no se olviden tras la fiesta navideña. Ojalá los buenos sentimientos que a todos nos afloran en estas fiestas los prolonguemos a lo largo del año nuevo para construir un mundo donde todos vivamos mejor, en respeto y sin ver una amenaza en la persona que solo quiere vivir dignamente. Ojalá nuestro sentimientos sean dulces para construir EL PAÍS DE LOS CARAMELOS. Feliz Navidad. Atte. Florencio Salvador Díaz Fernández.