CARTUJO CON LICENCIA PROPIA

lunes, 28 de febrero de 2011

ANDALUCÍA

El día de hoy es mucho día.
Y es que, aunque para solo unos pocos el sur de España sea folclore y siesta, lejos de esas máximas Andalucía es mucho más que eso. Sobre todo es su gente. Generaciones y generaciones de andaluzas y andaluces, que tostados al sol labraron una tierra, que durante generaciones se ha regado con el sudor de los cuerpos durante el trabajo y las lágrimas derramadas en pos de la libertad.
Andalucía es mi tierra.
Se vive este sentimiento cuando estas en tu medio, rodeado de olivos y has vivido en tu cuerpo los rigores del trabajo en el campo. Días de frío, días de sol. Trabajar, al fin y al cabo.
Hoy es el día de mi tierra, hoy es el día del aniversario de mi madre. Hoy es un día para continuar trabajando por los derechos de las personas.
Hoy es… un día para llorarlo de hermoso, grande y alegre. Hoy es….; día de Andalucía.


ANDALUCÍA (Manuel Reina)

Cielo brillante, fuentes rumorosas,
ojos negros, cantares y verbenas,
altares adornados de azucenas,
rostros tostados, perfumadas rosas.
Bellas noches de amor esplendorosas,
mares de plata y luz, brisas serenas,
rejas de nardos y claveles llenas,
serenatas, mujeres deliciosas.
Cancelas orientales, miradores,
la guitarra y su triste melodía,
vinos dorados, huertas, ruiseñores,
deslumbradora y plácida poesía...
He aquí al pueblo del sol y los amores,
la mañana del mundo: ¡Andalucía!

domingo, 27 de febrero de 2011

BIENVENIDA A NUESTRO NUEVO OBISPO AUXILIAR DE SEVILLA, DON SANTIAGO GÓMEZ SIERRA

Según la norma establecida por SS.Pablo VI, para la ordenación de los obispos, en el día de ayer en la Catedral de Sevilla, mientras dos diáconos cubrían con un leccionario la cabeza de Mons. Santiago Gómez Sierra, el arzobispo de Sevilla Mons. Pelegrina dijo estas palabras de invocación a Dios:

“Y ahora derrama sobre este elegido aquella fuerza que está en Ti, el Espíritu que gobierna, que has dado a Tu Hijo amado, Jesucristo, el Espíritu que Él mismo dio a los santos apóstoles, que han fundado la Iglesia en todo lugar para constituir tu templo para la gloria incesante y alabanza de tu nombre”

Seguidamente le impusieron las manos los obispos asistentes, entre los que destaco el apreciado Amigo Vallejo, y posteriormente Don. Juan José dio paso a la llamada antiguamente: “decorata capite” o “testa coronata”; la colocación de la mitra como símbolo episcopal junto al báculo de pastor.

En la eucaristía nuestro ya obispo Santiago, realizó una entrañable alocución, que comenzó con estas palabras:
“Padre Santo, conságralos en la verdad. Como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo” […]. http://www.archisevilla.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1500:alocucion-de-mons-santiago-gomez-sierra&catid=38:noticias-inicio&Itemid=100

Por ello desde este humilde lugar, doy mi particular bienvenida al nuevo obispo auxiliar de Sevilla, al cual acojo con aprecio y confianza. Pido a Dios, para que le ilumine en su labor, esté presto a la escucha de la gente, y sea un solicito servidor para Don Juan José y todos los que conformamos esta iglesia hispalense.

Santiago, la paz contigo.

viernes, 25 de febrero de 2011

ORACIÓN POR LA DEMOCRACIA

ORACIÓN POR LA DEMOCRÁCIA
Desde luego el tema es para dedicarle un fin de semana entero, pero por causa de un prominente resfriado, solo anoto unas líneas a modo de despedida del día de hoy.
¿Democracia?, ¡¡sí, por favor!!. Y además de la buena, no de la que se pliega a los intereses de uno. A ver si vamos a tener similitudes con aquel presidente del Partido Comunista Revolucionario de EE.UU.; el cual afirmó que: “En un mundo de profundas divisiones de clase y grandes desigualdades sociales, no tiene caso hablar de la “democracia” sin señalar su carácter de clase y a qué clase beneficia. Es más, mientras exista la sociedad dividida en clases no puede haber “democracia para todos”: dominará una clase u otra, y la clase que gobierna defenderá el tipo de democracia que concuerde con sus intereses y metas.”

Y este pensamiento me lleva todo el día embargando, y con emoción.
Viaje el Miércoles 23-F por la tarde, y me fue imposible seguir en directo los acontecimientos acaecidos en la Cámara Baja, con motivo de la conmemoración del fallido golpe de estado de Tejero. Hoy desde muy temprano, en diferido escuché reportajes radiofónicos y les aseguro que la emoción fue suprema.
Es un gozo, sentir el espíritu democrático. Y es una alegría ver como personajes de nuestro país, de ideologías completamente distintas, se unen para decir como cada año durante treinta años: ¡¡SI, A LA DEMOCRACÍA!!.

De pasada me refiero al ámbito de lo religioso, pues la democracia implica a la religión y es deseable que sea a la inversa. Pero todos sabemos que nuestra actual iglesia y sus organigramas, poco saben de esta señora llamada Democracia.
En cualquier caso, para los que deseamos una iglesia democrática, no debemos dejar en el empeño de intentar dar ejemplo, predicar al uso y pedirlo al Padre, o mas bien al gran desconocido, el Espíritu Santo.

Dios, y Padre Bueno,
Que nos amas y nos buscas.
De muchas cosas estamos necesitados
en tu comunidad eclesial
y en el mundo en que vivimos.
Trabajo, ilusión,
conciencia de nuestras obligaciones.
Junto a esto, Padre de amor,
te pedimos hoy para que nos ayudes a ser
efectivamente tolerantes y justos.  
Permite que tu Espíritu nos asista,
para dejar vivir y expresarse,
a quien esta a nuestro lado.
Que la libertad responsable
se instale en nuestra sociedad y nuestro mundo,
para que cualquier persona;
sin importar su raza,
sexo o condición social;
pueda levantar su mano
y ejercer su digno derecho de expresión.
Para que no nos guardemos nuestros talentos,
ni permitamos que los de los demás queden ahogados. 

Haznos sensibles al grito 
de los pobres y desfavorecidos, 
porque solo respetando, 
amando y siendo humanos, 
podremos construir una sociedad 
y un mundo mas justos. Amén.


Buenas noches, Padre de amor.

jueves, 24 de febrero de 2011

PERLAS DE PAGOLA PARA EL FINDE - LO PRIMERO

8 Tiempo ordinario (A) Mateo 6, 24-34
LO PRIMERO
JOSÉ ANTONIO PAGOLA, SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).
  
ECLESALIA, 23/02/11.- «Sobre todo, buscad el reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura». Las palabras de Jesús no pueden ser más claras. Lo primero que hemos de buscar sus seguidores es "el reino de Dios y su justicia"; lo demás viene después. ¿Vivimos los cristianos de hoy volcados en construir un mundo más humano, tal como lo quiere Dios, o estamos gastando nuestras energías en cosas secundarias y accidentales?

No es una pregunta más. Es decisivo saber si estamos siendo fieles al objetivo prioritario marcado por Jesús, o estamos desarrollando una religiosidad que nos está desviando de la pasión que llevaba él en su corazón. ¿No hemos de corregir la dirección y centrar nuestro cristianismo con más fidelidad en el proyecto del reino de Dios?

La actitud de Jesús es diáfana. Basta leer los evangelios. Al mismo tiempo que vive en medio de la gente trabajando por una Galilea más sana, más justa y fraterna, más atenta a los últimos y más acogedora a los excluidos, no duda en criticar una religión que observa el sábado y cuida el culto mientras olvida que Dios quiere misericordia antes que sacrificios.

El cristianismo no es una religión más, que ofrece unos servicios para responder a la necesidad de Dios que tiene el ser humano. Es una religión profética nacida de Jesús para humanizar la vida según el proyecto de Dios. Podemos "funcionar" como comunidades religiosas reunidas en torno al culto, pero si no contagiamos compasión ni exigimos justicia, si no defendemos a los olvidados ni atendemos a los últimos, ¿dónde queda el proyecto que animó la vida entera de Jesús?

Tal vez, la manera más práctica de reorientar nuestras comunidades hacia el reino de Dios y su justicia es comenzar por cuidar más la acogida. No se trata de descuidar la celebración cultual, sino de desarrollar mucho más la acogida, la escucha y el acompañamiento a la gente en sus penas, trabajos y esperanzas. Compartir el sufrimiento de las personas nos puede ayudar a comprender mejor nuestro objetivo: contribuir desde el Evangelio a un mundo más humano.

En su primera encíclica, Juan Pablo II, recogiendo una idea importante del Concilio Vaticano II, nos recordó a los cristianos cómo hemos de entender la Iglesia. Lo hizo de manera clara. "La Iglesia no es ella misma su propio fin, pues está orientada al reino de Dios del cual es germen, signo e instrumento". Lo primero no es la Iglesia, sino el reino de Dios. Si queremos una Iglesia más evangélica es porque buscamos contribuir desde ella a buscar un mundo más humano.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

martes, 22 de febrero de 2011

ex cathedra

“El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, por la asistencia divina que le fue prometida en la persona del bienaventurado Pedro, goza de aquella infalibilidad de que el Redentor divino quiso que estuviera provista su Iglesia en la definición de la doctrina sobre la fe y las costumbres; y, por tanto, que las definiciones del Romano Pontífice son irreformables por sí mismas y no por el consentimiento de la Iglesia.
Y si alguno tuviere la osadía, lo que Dios no lo permita, de contradecir a esta nuestra definición, sea anatema.”

(Cap.4,nn. 3074. Vaticano I. Primera Constitución dogmática “Pastor aeternus” del 18 de Julio de 1870)

Bueno, recupero este escrito, que transcribo de las mismas constituciones vaticanas que poseo, para mencionar la solemnidad de hoy; la Cátedra de San Pedro. Como saben, Pedro es el obispo de Roma, cuya Iglesia Catedral es San Juan de Letrán. Pero su Cátedra se instala encima de su tumba en la colina vaticana. Cátedra viene del latinazgo cathedra, y este del griego καθέδρα. Significa asiento, sede o lugar desde el cual se imparte una determinada enseñanza o ejemplo. En el vaticano, la cátedra está al final de la basílica. Es un gran sillón de varias clases de bronces, que suspendido en el aire y circundado por apóstoles y padres de la iglesia, determina el lugar que corresponde al apóstol. En la parte baja de este sillón hay una especie de rejilla bellamente adornada y en su interior, se cree que se conserva el antiguo cajón en el cual se sentaban los antiguos papas.

Después de esta –casi innecesaria- explicación, me centro en la fiesta en sí misma y llego a la conclusión de que el pueblo, lo laico, no acaba de estar en sintonía con esta fiesta, ni de forma aparente siento una vinculación con ella. Porque creo que es un atrevimiento, el adjudicar poder religioso y en nombre de Dios a un solo hombre. Porque considero que, basándose esta fiesta en la infalibilidad papal, se devalúa el favor, poder y asistencia del Espíritu Santo; ya que se considera, que reviste al pontífice de más facultades que al resto de los mortales; y esto en “roman-paladino” es acepción de personas. Porque se sobrepasa la Iglesia, al considerar la imposibilidad de que el papa se equivoque, cuando Jesús de Nazaret e Hijo de Dios, como humano tuvo que equivocarse. Y porque considero de manera modesta, que igual que participamos con Jesús como anunciadores de su palabra; podemos participar del ejemplo y la labor evangélica de pedro y sus sucesores junto a su cátedra.

No se si me explico, pero considero que si la iglesia atribuye al obispo de Roma estas facultades, tendría que ser capaz de reconocerlas igualmente, en los Hijos que son portadores de la gracia de Dios, Sacramento del Espíritu Santo. Ya sabemos que el papado es una invención de los hombres, y por ello no lo considero denostable. Pero el magisterio papal no es conferido a nadie por manos de Jesús. La frase de las llaves es dicha en el evangelio de Mateo tres veces y solo una, es dirigida a Pedro. Otra es dicha a los discípulos en conjunto y otra es dicha a los seguidores, sin especificar quien son los presenten en el momento.

¿Correspondía a Pedro ser la cabeza coronada de la Iglesia?.
Recientemente se ha hablado por parte de algunos teólogos progresistas, de que Jesús pudo pensar en Santiago el Mayor, para ser el responsable de la comunidad tras la crucifixión. Era ideal, pues era persona respetada, culta, tenia arrojo y una formidable personalidad, estaba convencido de lo que hacia…etc. Además es curioso que tras arrestarlo junto con Pedro, es a Santiago a quien matan, pues le consideran como persona portentosa, mas peligroso que a Pedro.
Eso quedará para la historia, pero lo que sí es cierto es de que todos participamos del magisterio apostelar, que implica ser anunciadores. Lo de menos es el poder, del que uno se crea investido. Hay poderes que no son deseables para nadie pues mal forman como el dinero; y el religioso no es una excepción.

Por ello, pido hoy por el papa para que se considere efectivamente uno más. Ni cabeza, ni piedra ni ángulo. Un Hijo de Dios. A que dignidad más grande podemos aspirar. Y ruego a Dios para que le asista en sus cuitas y le haga caminar por la senda de la paz interior y la serenidad.

domingo, 20 de febrero de 2011

UNA CURIOSA EXPRESIÓN

La Salada, Vísperas.
UNA CURIOSA EXPRESIÓN
No les aburriré con el desarrollo de mi jornada dominical, pues podéis haceros una idea de sus horarios y horas.
Pero esta mañana esta realizando la hora de Sexta, tras unas horas arrancando malas hierbas del suelo, cuando entro una familia en la ermita. Me preguntaron quien era. Les dije que era vecino, el cuidador del Templo aldeano, que me retiraba al campo a estudiar y reflexionar. Entonces me preguntaron: ¡ah, es usted ermitaño!. Reflexione un instante, y seguidamente dije: -sí, efectivamente. Ermitaño, anacoreta. El caso es que me llamó la atención la denominación, pues creo que es verdaderamente en lo que poco a poco me estoy convirtiendo. Cierto que la semana la paso trabajando y estableciendo relaciones sociales. Pero una cosa no esta reñida con la otra. ¿Cuántas veces me acuerdo del Señor y de sus hijos a lo largo del día?. En fin, es solo una anécdota que deseo compartir con los visitantes a este blog.

Regresando a temas con enjundia, escribo que acabo de regresar de Vísperas y he pensado mucho sobre la semana que nos llega. La semana como tal, tiene poco de particular pues será muy parecida a la pasada. Trabajo, incertidumbres, felicidades, gozos, anhelos…etc. Sin embargo, y aun sin ser yo persona de celebrar la eucaristía los domingos, si estoy toda la jornada pendiente y observando las escrituras. Jesús se me hace presente por medio del encuentro litúrgico con la Palabra, con la soledad, con el Pan Bendito, con la Cruz, con el silencio, con nuestra Madre y maestra. Y por ello, considero que el evangelio dominical tiene unas connotaciones esenciales, para considerarlo durante toda la semana.
Es difícil amar a los enemigos. La denominada en teología “alteridad”-relaciones humanas-, es complicada cuando tiene que desarrollarse entre enemigos. Es más, teólogos de actualidad afirman que el amor en sentido literal es imposible e inhumano pretender aplicarlo a la persona por quien sientes aversión. ¿Qué hacer entonces? ¿Acaso tirar la toalla so pretexto de la imposibilidad? No. Jesús nos llama a sentirnos obligados a dar pasos para encauzar, por medio de la concordia y muestras de fraternidad, unas relaciones conforme a lo que somos por el bautismo, Hijos de Dios y miembros de una comunidad.
Particularmente, admito desde el corazón que no tengo en mi haber, personas detestadas como para negarles una relación fraternal. Todo debe ser mejorable. Y en cualquier caso que se nos pudiera presentar, nunca es tarde para poner entre dos personas, una semilla de fecunda fraternidad. Poco a poco, sin extravagancias que nos lleve a una incomodidad manifiesta y forzada. Todo tiene su proceso. Y la fraternidad es algo que se deja querer.
Por ello hoy, el evangelio nos trae uno de esos mensajes que no debemos perder de vista, hasta que comencemos la Cuaresma, en la cual se nos llamará seriamente a la conversión.
Una semana para vivirla, unos días para pensarlos, cada cual desde su realidad concreta. Con sus luces y certezas. Dios nos hablará a buen seguro, solo es preciso hacer un poco de silencio y escuchar atentamente.
Buena semana a todas y a todos.
No se a ciencia cierta quienes visitáis esta página, ni lo que deseáis encontrar en ella, pero hoy todos tenéis un buen deseo por mi parte, ante el Señor. Laus Deo.

sábado, 19 de febrero de 2011

FIN DE SEMANA

Estepa. Sexta.
UN FIN DE SEMANA EN MAMBRÉ


Laboralmente, entre el fin de semana pasado y esta semana en su totalidad, admito que llevo días sin asueto general.
Este fin de semana -que meteorológicamente se está estropeando- será de largos paseos, lecturas profundas. Me adentraré en la vida de los principales profetas y su vocación de anunciadores. Igualmente mis estudios me llevarán a los libros sapienciales de la Biblia, que son de los mas bonitos, por su elocuencia, entre otras cuestiones.


A mi casa de retiro, a mi pequeño monasterio, me llevo este fin de semana varias preocupaciones. Hay que estar pendientes de la actualidad, de la democracia de la que están tan necesitados en algunos países. Hay que estar pendiente de la realidad del Evangelio en el mundo y de su vigencia en nuestras vidas. Las lecturas del fin de semana, nos llaman a la concordia entre aquellos que no nos caemos demasiado bien. Reconozcamos que en cada ser humano reside la propia dignidad de Dios.


Escuchemos y estemos atentos a los demás, un poco más de lo que estamos pendientes de nosotros mismos. Recomiendo una lectura profunda y estimulada con un olor de fragancia "inciensal", e incluso quizás una tenue música de fondo. Estar bien consigo mismo, en definitiva, para irradiar lo vivido entre los demás.


Paz y buen, pues. Sed felices y estad en paz interior.
Ese es el secreto y la esencia de un buen fin de semana. Laus Deo.


atte. Floren.

PERLAS DE PAGOLA PARA EL FINDE - AMAR A QUIEN NOS HACE DAÑO

7 Tiempo ordinario (A) Mateo 5, 38-48
AMAR A QUIEN NOS HACE DAÑO
JOSÉ ANTONIO PAGOLA, SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

La llamada a amar es seductora. Seguramente, muchos escuchaban con agrado la invitación de Jesús a vivir en una actitud abierta de amistad y generosidad hacia todos. Lo que menos se podían esperar era oírle hablar de amor a los enemigos.
Sólo un loco les podía decir con aquella convicción algo tan absurdo e impensable: «Amad a vuestros enemigos, rezad por los que os persiguen, perdonad setenta veces siete... » ¿Sabe Jesús lo que está diciendo? ¿Es eso lo que quiere Dios?
Los oyentes le escuchaban escandalizados. ¿Se olvida Jesús de que su pueblo vive sometido a Roma? ¿Ha olvidado los estragos cometidos por sus legiones? ¿No conoce la explotación de los campesinos de Galilea, indefensos ante los abusos de los poderosos terratenientes? ¿Cómo puede hablar de perdón a los enemigos, si todo les está invitando al odio y la venganza?
Jesús no les habla arbitrariamente. Su invitación nace de su experiencia de Dios. El Padre de todos no es violento sino compasivo. No busca la venganza ni conoce el odio. Su amor es incondicional hacia todos: «El hace salir su sol sobre buenos y malos, manda la lluvia a justos e injustos». No discrimina a nadie. No ama sólo a quienes le son fieles. Su amor está abierto a todos.
Este Dios que no excluye a nadie de su amor nos ha de atraer a vivir como él. Esta es en síntesis la llamada de Jesús. "Pareceos a Dios. No seáis enemigos de nadie, ni siquiera de quienes son vuestros enemigos. Amadlos para que seáis dignos de vuestro Padre del cielo".
Jesús no está pensando en que los queramos con el afecto y el cariño que sentimos hacia nuestros seres más queridos. Amar al enemigo es, sencillamente, no vengarnos, no hacerle daño, no desearle el mal. Pensar, más bien, en lo que puede ser bueno para él. Tratarlo como quisiéramos que nos trataran a nosotros.
¿Es posible amar al enemigo? Jesús no está imponiendo una ley universal. Está invitando a sus seguidores a parecernos a Dios para ir haciendo desaparecer el odio y la enemistad entre sus hijos. Sólo quien vive tratando de identificarse con Jesús llega a amar a quienes le quieren mal.
Atraídos por él, aprendemos a no alimentar el odio contra nadie, a superar el resentimiento, a hacer el bien a todos. Jesús nos invita a «rezar por los que nos persiguen», seguramente, para ir transformando poco a poco nuestro corazón. Amar a quien nos hace daño no es fácil, pero es lo que mejor nos identifica con aquel que murió rezando por quienes lo estaban crucificando: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen".

 (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

viernes, 18 de febrero de 2011

UN EXAMEN SOBRE AT, LA PROMESA Y LA ALIANZA

LA PROMESA, EL ÉXODO Y LA ALIANZA

1. Defina personalmente los siguientes conceptos.

Promesa:
Entiendo que Dios, deseando siempre la libertad de la persona, ofrece al hombre su amor y su amparo, en la persona de la comunidad “Abrahámica”. Pero lejos de consentir retribución material alguna, Dios desea que se confíe en Él, para hacerle participe de la vida de la comunidad. Es algo a lo que los contemporáneos de hoy tenemos que responder, retribuyendo a Dios su amor a nosotros, por medio de la fidelidad y la confianza.

Éxodo: (=salida)
Todo proyecto en la vida, lleva consigo una lejanía del punto de partida, un dejar atrás cosas en pos de algo mejor o más positivo. Pasados los tiempos del alabado José de Jacob, Israel se esclaviza a los ojos de Dios. Era demasiado lo que le ataba a aquella tierra egipcia sin nombre. Por ello se ponen en camino, para llegarse a una plena comunicación con Dios. “Las espadas se forjan al fuego”, y por ello en el duro caminar es donde se demuestran la fidelidad y confianza en el Dios de la promesa. Un Dios que ofrece una tierra y un amparo, al final del camino.

Alianza:
Una alianza, es un acuerdo mutuo que se perpetúa en el tiempo con vigencia actualizada. Y esto es lo que realiza Dios con Israel. Al manifestárseles en la cordillera del Sinaí, Dios le ofrece a Israel la espina dorsal del código de conducta a seguir, para dar cumplimiento y vigor a la promesa. No hay alianza sin promesa, y a la inversa. Dios propone, el hombre confía y ratifica el acuerdo, significándolo por medio de la obtención de una tierra, que junto a Dios consolida la unidad nacional. Pero la alianza va más allá, como Dios desea. Este, quiere estar en los corazones, formar parte de la vida, y por ello la alianza se recuerda y renueva en varias ocasiones.

2. Elija uno de los tres textos en los que se repite la promesa de Dios a Abraham y compárelo con Gn 12,1-4. Indique en lo que se parecen y en lo que se diferencian.
“El Señor dijo a Abrán: "Sal de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre, y vete al país que yo te indicaré. Yo haré de ti un gran pueblo; te bendeciré y engrandeceré tu nombre. Tú serás una bendición: Yo bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Por ti serán bendecidas todas las comunidades de la tierra". Abrán partió, como le había dicho el Señor, y Lot se fue con él. Abrán tenía setenta y cinco años cuando salió de Jarán.”
(Gn 12,1-4)

Elijo el segundo anuncio de la promesa y ratificación de la alianza, que figura en Gn 17,1-14.

Similitudes:
Dios es amigo de Abrahám, y tiene un proyecto para él, que es confirmado.
Dios habla de tierra, pues es el factor determinante. Israel tendrá una tierra, y Él –Dios- tendrá a Israel.
Dios se dirige a Abram como alguien, que sabe que el otro confía y ya se ha puesto en camino, dejando atrás la vida nómada de itinerancia y desarraigo.
Se habla de engrandecer el nombre de Abrám –comunidad creyente- y Dios se lo dilata en Abraham, para simbolizar la eternidad de la descendencia de la fe, a través de las generaciones.

Diferencias:
Abraham camina conforme a lo que Dios quiere, pues su edad avanza y Dios se le sigue revelando.
La promesa de ser cabeza de un gran pueblo, Dios lo traduce en descendencia carnal; algo deseado por todo hombre. Aunque esta fecundidad es malentendida por Abraham que insistentemente espera hijos carnales, cuando lo que engendra en Dios y en su mayoría son hijos e hijas desde la fe.
Se prefiguran las exigencias de Dios, y los primeros atisbos del código de conducta propuesto por Dios poco a poco.
Imprescindible para ser sujeto varón –como cabeza de familia- significar su pertenencia al pueblo de la alianza por medio de la circuncisión. Entendemos en esto, la necesidad de dejar atrás cosas que nos puedan apartar de la confianza absoluta y el amor de Dios.
Abram, pasa a llamarse Abraham, pues Dios lo considera comunidad y no sujeto unipersonal.

3. Lea el capitulo 3 del Éxodo. Consulte en su Biblia las notas que se hacen a los diversos versículos de este capítulo. Escriba las afirmaciones fundamentales que en él se hacen.
Este episodio de Ex 3, es la Teofanía por antonomasia.
Dios habla, dice quien es y lo que desea.
Por nombrar de manera general los paralelismos bíblicos, los referidos en el AT, hablan de otras manifestaciones de Dios por medio de sus ángeles (malak=mensajeros) Gn 16,7. Se deja constancia del temor de estar en la presencia de Dios en Gn 28,16-17. Se habla de una salida (exodo) que Dios desea de los justos, hacia las afueras de Sodoma, Gn 19,12. Y en la dedicación de un altar, se denomina a Dios “EL”, de una manera unipersonal y parecida a la autodenominación de la zarza, “YO SOY”,  Ex 33,20+.

Por otro lado en el NT, es significativo como la identidad de Dios, y el fundamento de los patriarcas ha pasado de generación en generación como si el ADN de la fe se tratara.
Por ejemplo en Mt 22,32, se habla de Dios nuestro Señor, que lo fue de Abraham, de Isaac y de Jacob…
Esteban protomartir, habla de la manifestación de Dios a Moisés, en su discurso de despedida en Hch 7,7.
En Jn 17,6.26, Jesús admite comunicar el nombre de Dios como parte de su misión y manifiesta su deseo de seguir transmitiéndolo.
Jesús en Jn 8,24, se autodenomina Dios al adjudicarse el nombre del mismo cuando dice: “creed en Yo soy”.
Y por otro lado Juan en las revelaciones de Patmos, escribe en su Apocalipsis respecto de Dios: “aquel que Es” Ap1,4.

4. Exprese la relación que existe entre Decálogo y Alianza.
Desde la antigüedad, Dios se manifiesta como padre, como amante del ser humano. Y por ello, desea que sean reconocidas ciertas aptitudes como impropias, de aquellos que deseen ser de su pueblo y permanecer en su amor. Por ello, según influencias de antiguas tradiciones, se establece la ley de diez palabras “decálogo”, como código de buena conducta que no puede transgredirse. Debiera bastar la buena intención del sujeto, pero Dios desea con insistencia qua la alianza se cumpla y para ello, es preciso que la otra parte cumpla –por decirlo de manera coloquial- su parte del trato. Dios establece un acuerdo con el hombre de manera y estructura “diplomatico-social”, para comprometer a este en su vigencia.

martes, 15 de febrero de 2011

PENSAMIENTO DEL HERMANO ROGER PARA HOY


"En esta comunión de amor que es el cuerpo de Cristo, su Iglesia, a veces se introducen inconsecuencias que hacen sufrir mucho. ¿Huiremos entonces de esta comunión? Eso nunca. No podemos sino concurrir, desde el otro extremo de la tierra, si fuera preciso, para discernir el milagro de una presencia, la de Cristo, el Resucitado"

AMOR

La Salada. Completas.

“Espero gozar de la dicha del Señor, en el país de la vida. 
Mi corazón y mi carne retozan por el Dios vivo.”

Bueno, acaba el día de los enamorados.
Como comprenderán hoy es un día de trabajo para un florista como yo, y por ello me alegro, aunque los amores –respecto de negocio- no son lo que eran. Pero es un día en el cual uno tiene la dicha de ver demasiadas sonrisas, algunas de ellas picarescas, ya que todo símbolo encierra un significado profundo. Y la flor, desde luego, es vehículo propicio para mensajes profundos y sentimientos comunes.
Yo vivo este día desde la barrera, aunque profesionalmente me exige un gran esfuerzo físico, pues han sido días de intenso trabajo. Me refiero con esta frase última, al amor en sí mismo. Pienso un poco y llego a la conclusión de que nunca he estado enamorado. Al menos, si en algún momento de mi vida se pudo dar un conato de relación personal, desde luego no fue todo lo intensa que debiera, pues responsablemente admito que no he vivido en mi vida la sensación de enamoramiento hacia otra persona.
Tampoco he estado, ni estoy enamorado de Dios, ni de Jesús ni de su Espíritu. Aunque respete a quién admita lo contrario, creo que es una autentica cursilada el admitir estar enamorado de Dios. Lejos de esto, sí admito que deseo a Dios y todo el conocimiento que junto a la experiencia de su Palabra, podamos disfrutar.
En cualquier caso, es bonito ver caras de admiración, o arrobadas de emoción contenida al ver que la persona que le ama, se acordó de él o de ella y por ello le envía unas flores. Algunos casos de personas corrientes y sencillas, que en la madurez de su vida se comportan como si se estuvieran cortejando ahora.
Es bonito, y siempre que uno se lo tome de una manera positiva, y amorosamente constructiva, creo que merece la pena.
Junto a estas palabras y ahora que ya es de noche, me despido con una frase edificante y realista donde existan, porque al fin y al cabo: “nadie puede amar, sino se respeta y ama a sí mismo”.
Laus Deo.

sábado, 12 de febrero de 2011

PERLAS DE PAGOLA PARA EL FINDE - ENTENDER LAS LEYES COMO JESÚS

ENTENDER LAS LEYES COMO JESÚS
6 Tiempo ordinario (A) Mateo 5, 17-37

JOSÉ ANTONIO PAGOLA - SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

Los judíos hablaban con orgullo de la Ley de Moisés. Era el mejor regalo que habían recibido de Dios. En todas las sinagogas la guardaban con veneración dentro de un cofre depositado en un lugar especial. En esa Ley podían encontrar cuanto necesitaban para ser fieles a Dios.
Jesús, sin embargo, no vive centrado en la Ley. No se dedica a estudiarla ni a explicarla a sus discípulos. No se le ve nunca preocupado por observarla de manera escrupulosa. Ciertamente, no pone en marcha una campaña contra la Ley, pero ésta no ocupa ya un lugar central en su corazón.
Jesús busca la voluntad del Dios desde otra experiencia diferente. Le siente a Dios tratando de abrirse camino entre los hombres para construir con ellos un mundo más justo y fraterno. Esto lo cambia todo. La ley no es ya lo decisivo para saber qué espera Dios de nosotros. Lo primero es "buscar el reino de Dios y su justicia".
Los fariseos y letrados se preocupan de observar rigurosamente las leyes, pero descuidan el amor y la justicia. Jesús se esfuerza por introducir en sus seguidores otro talante y otro espíritu: «si vuestra justicia no es mejor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de Dios». Hay que superar el legalismo que se contenta con el cumplimiento literal de leyes y normas.
Cuando se busca la voluntad del Padre con la pasión con que la busca Jesús, se va siempre más allá de lo que dicen las leyes. Para caminar hacia ese mundo más humano que Dios quiere para todos, lo importante no es contar con personas observantes de leyes, sino con hombres y mujeres que se parezcan a él.
Aquel que no mata, cumple la Ley, pero si no arranca de su corazón la agresividad hacia su hermano, no se parece a Dios. Aquel que no comete adulterio, cumple la Ley, pero si desea egoístamente la esposa de su hermano, no se asemeja a Dios. En estas personas reina la Ley, pero no Dios; son observantes, pero no saben amar; viven correctamente, pero no construirán un mundo más humano.
Hemos de escuchar bien las palabras de Jesús: «No he venido a abolir la Ley y los profetas, sino a dar plenitud». No ha venido a echar por tierra el patrimonio legal y religioso del antiguo testamento. Ha venido a «dar plenitud», a ensanchar el horizonte del comportamiento humano, a liberar la vida de los peligros del legalismo.
Nuestro cristianismo será más humano y evangélico cuando aprendamos a vivir las leyes, normas, preceptos y tradiciones como los vivía Jesús: buscando ese mundo más justo y fraterno que quiere el Padre.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

lunes, 7 de febrero de 2011

CRECER CON ESTRELLA O CRECER ESTRELLADO

La Salada. Laudes 

CRECER CON ESTRELLA O CRECER ESTRELLADO
Era aun noche cerrada cuando fui muy de mañana a la ermita al oficio de Laudes. Tanto en el corto recorrido hasta el templo desde mi casa, como en el interior de la iglesia, se podían escuchar los gallos cantar. Quizás uno de los privilegios de vivir a medias en el campo.
Hoy, junto al disfrute del espacio sonoro, tenia en mente varias cosas. Me preguntaba y preguntaba al viento: -Señor, ¿cómo irá la semana?. Hoy se nos informa de otra muerte por violencia de género de una mujer y su hijo de veintitantos. Horroroso. Egipto sigue clamando democracia, aun cuando para alcanzar esta se viertan ríos de sangre por las calles aledañas al Nilo. La vida no solo tiene un trasfondo espiritual, sino que todo lo que se vive hay que trasponerlo a la realidad cotidiana, ya que sobre cada asunto –nos afecte más o menos- nos tenemos que posicionar. Incluso sobre aquellos que nos rozan, o quizás nos implican. Es inquietante ver las lágrimas de una persona, que hace unos días en mi negocio se lamentaba por las faltas de consideración que el marido le profiere. Por otro lugar, es triste ver a una persona que no esta satisfecha con nada. Nada le colma. Es doloroso mucho de lo que ocurre junto a nosotros, junto a mí. Por ello hoy, cuando leo la primera lectura del Génesis en el cual se nos cuenta el primer relato de la creación, junto al evangelio de Marcos 6,53-56 que leí anoche en Completas, -digo que- uno llega en primer lugar a la conclusión de que solo estamos en este mundo por un motivo. Este motivo es el amor de Dios, al cual estamos llamados –en primer lugar- a descubrir y a proclamar e irradiar a los que viven junto a nosotros. Sería socarrón sonreír tu amor a Dios y de Dios a ti, frente a quien está deprimido. 
Amar es saber estar, saber decir y saber tocar. Fundamentalmente es respetarse y amarse a uno mismo, y habiéndose dado esto en el propio sujeto, mantener relaciones fraternales con toda aquella persona que nos rodea y que os puede necesitar.
Sin carreras, sin propagada. Como a Jesús, cuando seamos imagen de Dios, nos reconocerán (Mc 6,54b) los necesitados y se nos acercarán para recibir de nosotros aquello que necesitan. Calor, escucha, comprensión y sabio consejo. Por ello mis mejores deseo a todas y todos en esta semana. Todo esto llevado dignamente nos lleva a ser sal y luz en definitiva. OK?.
Paz y bien. Floren.

Oremos como hermanos
Señor Dios nuestro, que nos amas y nos buscas.
En el principio existió la palabra
que tú pronunciaste;
y todos fuimos creados por tu amor sin medida.
Cólmanos con un sentido de admiración
por todas las cosas hermosas que tú has hecho,
para que actuemos responsablemente en la vida.
Que, como seres humanos o personas,
que somos parte de tu obra,
sepamos respetar y defender tu creación;
estar a la altura de aquellos que se nos acerquen,
para ser como Jesús fermento tuyo en medio del mundo.
Y junto a esto continuamente
darte gracias y toda alabanza,
por Jesucristo nuestro Señor.

viernes, 4 de febrero de 2011

PERLAS DE PAGOLA PARA EL FINDE - SAL Y LUZ

5 tiempo ordinario (A) Mateo 5, 13-16
SAL Y LUZ
JOSÉ ANTONIO PAGOLA - SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

Si los discípulos viven las bienaventuranzas, su vida tendrá una proyección social. Es Jesús mismo quien se lo dice empleando dos metáforas inolvidables. Aunque parecen un grupo insignificante en medio de aquel poderoso imperio controlado por Roma, serán «sal de la tierra» y«luz del mundo».
¿No es una pretensión ridícula? Jesús les explica cómo será posible. La sal no parece gran cosa, pero comienza a producir sus efectos, precisamente, cuando se mezcla con los alimentos y parece que ha desaparecido. Lo mismo sucede cuando se enciende una luz: sólo puede iluminar cuando la ponemos en medio de las tinieblas.
Jesús no está pensando en una Iglesia separada del mundo, escondida tras sus ritos y doctrinas, encerrada en sí misma y en sus problemas. Jesús quiere introducir en la historia humana un grupo de seguidores, capaces de transformar la vida viviendo las bienaventuranzas.
Todos sabemos para qué sirve la sal. Por una parte, no deja que los alimentos se corrompan. Por otra, les da sabor y permite que los podamos saborear mejor. Los alimentos son buenos, pero se pueden corromper; tienen sabor, pero nos pueden resultar insípidos. Es necesaria la sal.
El mundo no es malo, pero lo podemos echar a perder. La vida tiene sabor, pero nos puede resultar insulsa y desabrida. Una Iglesia que vive las bienaventuranzas contribuye a que la sociedad no se corrompa y deshumanice más. Unos discípulos de Jesús que viven su evangelio ayudan a descubrir el verdadero sentido de la vida.
Hay un problema y Jesús se lo advierte a sus seguidores. Si la sal se vuelve sosa, ya no sirve para nada. Si los discípulos pierden su identidad evangélica, ya no producen los efectos queridos por Jesús. El cristianismo se echa a perder. La Iglesia queda anulada. Los cristianos están de sobra en la sociedad.
Lo mismo sucede con la luz. Todos sabemos que sirve para dar claridad. Los discípulos iluminan el sentido más hondo de la vida, si la gente puede ver en ellos «las obras» de las bienaventuranzas. Por eso, no han de esconderse. Tampoco han de actuar para ser vistos. Con su vida han de aportar claridad para que en la sociedad se pueda descubrir el verdadero rostro del Padre del cielo.
No nos está permitido servirnos de la Iglesia para satisfacer nuestros gustos y preferencias. Jesús la ha querido para ser sal y luz. Evangelizar no es combatir la secularización moderna con estrategias mundanas. Menos aún hacer de la Iglesia una "contra-sociedad". Sólo una Iglesia que vive el Evangelio puede responder al deseo original de Jesús.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

jueves, 3 de febrero de 2011

DESNUDEZ - PARA LA JEFA EN SU CUMPLE

Desnudez 
Mi muy querida Jefa, hoy es el día de tu cumpleaños. Tres de febrero y día de San Blas, en cuyo día y siguiendo el refranero popular “las cigüeñas verás”. Es mucho más que eso lo que hoy podemos todos celebrar. Es el aniversario de tu nacimiento, hace veinte años que junto a mi tropa de monaguillos reanudamos la tradición de San Blas y promovimos la imagen, y otras mil cosas que otros celebraran hoy. Pero dejando de lado las efemérides quiero hacerte llegar una pequeña reflexión a modo de felicitación. Ante un cumpleaños, todos rememoramos –aun cuando nos lo contaran- el momento de nuestro nacimiento. Y una particularidad del nacer es la desnudez. La desnudez por otro lado, no es solamente un estado físico, sino que puede llegar a ser un estado de abandono o de desprendimiento al que se somete el sujeto –la persona-, de una manera voluntaria o involuntaria. ¿Elegimos lo que somos, querida Jefa?. ¿Tenemos oportunidad de modificar nuestro destino?. Son preguntas que en cualquier momento de la vida nos hacemos, juntamente con el origen de aquello negativo que nos sucede. Y es que, aunque no nos lo parezca, como nos enseña el profeta Jeremías (cap 18) Dios poco a poco nos modela a lo largo de nuestra vida, sin entender en la mayoría de los casos, el porqué de nuestros derroteros. En cualquier caso, hoy es un día maravilloso para que te plantees, tu desnudez. Desde luego ante el Padre, ante Dios nuestro Señor, que nos ama y nos busca. Una desnudez que va más allá de la risa casual, obtenida de tu anécdota en aquellos baños colectivos en el camino de Santiago, por ejemplo. Una desnudez que debemos plantearnos ante Dios y en el momento del silencio, pues de ella venimos, hacia ella vamos y a la cual no debemos de renunciar. Escribió Job en su libro una de las realidades de la humanidad del hombre, su propia desnudez. “Desnudo salí del vientre de mi madre; desnudo regreso a la tierra. El Señor me dio la vida, y el Señor me la quitó: ¡bendito sea, el nombre del Señor!” (Job 1,21). Junto a esta actitud de desnudez y entrega ante Dios, hoy reconocemos que nuestra vocación cristiana nos exige desprendernos, dejar atrás, renunciar e incluso ser objetivo de cosas no deseables a causa del Reino de Dios. No quiero que aquí hagamos los dos un ejercicio de autocomplacencia y nos pongamos estupendos, asemejando nuestro ejemplo al martirial de San Blas, no. Pero si debemos  de considerar, que aunque nuestra entrega en cierto sentido nos ha exigido renunciar a mucho, somos objetos del amor de Dios que al crearnos (Gn 2,7) nos otorgo –como imagen de Él- su propia dignidad. De modo que quien nos falta a la integridad de nuestra dignidad, está ofendiendo al mismo Dios. Ese debiera ser el garante de nuestra propia dignidad. Esa es tu garantía, en el aniversario de tu cumpleaños, el amor de Dios y la confianza mutua que tenéis, que te ha llevado a considerarte una mujer amada, respetada, envidiada y anhelada; aun cuando para llegar a esto, te vieras obligada a dejar atrás muchas cosas. Cuando ante Dios, te presentes solo como persona, como mujer; ¿quién te podrá apartar de Él?. Jefa, ¿quién será capaz de apartarte del amor de Cristo, que continuamente se te manifiesta en el calor de los que te rodeamos?. ¿Te separará la tribulación, la angustia, la persecución, la desnudez, el peligro, la espada? (Rom 8,35). Quizás sin darte cuenta, el dejar atrás tantas cosas te hace llegar al estado quizás máximo al que puede llegar toda persona, al estado de misión itinerante que unos llaman misticismo. Lo hablamos el otro día ante un café espumoso y templado para mi gusto. Es ese estado continuo y cotidiano, en el que llegas a impregnarte de Dios en tal manera, que a cada instante te lo encuentras. Le hablas entre labores de cocina y sorbetes de “termomix”. 
Entre el estruendo de tu tropa de nietos. Entre masas de pan no sólidas, que por capricho del destino no fueron ni dignas roscas, ni dignos hornazos. Le hablas entre susurros mientras acudes al hospital a llevar a alguien al medico para facilitarle la tarea. Le hablas a Dios, de ocho a dos y de tres a ocho de la tarde –o nueve-, en temporada de mantecados. Le hablas desde cada instante de la vida que compartes a tu esposo. Le hablas…..etc. Cuando leas detenidamente el evangelio de hoy, veras que la exigencia para anunciar a Jesús de Nazaret, lleva implícito el desprenderse de mucho, implica la desnudez de atesorar solo lo imprescindible. (Mc 6,7-13) Y aun esto último, ponerlo a disposición de los demás. Mientras escribo esto suena una campana. ¿A que nos llama?.Cada cual interprete el toque como le plazca, pero el sonido jovial de una pequeña esquila siempre en motivo de alegría. Esta de ahora suena por dos motivos; creo que uno es por la tercera tanda de bendición de pan y rocas ante San Blas, el otro motivo por el que toca es por tu vida, por la de tu gente, por la mía, por la de todos a los que queremos y aquellos a los que debiéramos querer más. Feliz cumpleaños Jefa. Chao.

Estepa a tres de febrero de dos mil once, onomástica de los santos Blas y Oscar.
  
Florencio Salvador Díaz Fernández
Estudiante de teología cristiana

SAN BLAS, ESTEPA. XX ANIVERSARIO

Como he manifestado en no pocas veces, es un día muy señalado para mí. Además de ser el cumpleaños de dos personas cercanas y entrañables, San Blas unió a un grupo de amigos pequeños, monaguillos y trabajadores en nuestra iglesia de San Sebastián, en la cual nos salieron los dientes. Amparados por los muy queridos Rafael Portero, su esposa Cristina y Asunción Atero, desde el año 1991 la tropa capitaneada por un servidor, hicimos resurgir esta bella tradición de acudir a la imagen de San Blas, para bendecir el pan, las rocas y los hornazos.
Son hoy veinte años desde aquello. Limpiamos la imagen, cuidamos desde entonces la capilla, hacíamos la convocatoria de la misa y lo que es mas importante, sentamos las bases para que de nuevo la "chiquilleria" y los adultos acudieran nuevamente en masa en busca de la imagen de San Blas.
Él, interceda ante nuestro Señor por todos aquellos que hoy y durante el año recurren a su protección.